Aunque los supermercados nos cobran por las bolsas de plástico y aunque en la conciencia de todos se ha establecido la idea de reducir los residuos de este material muchos no nos acostumbramos aún a llevar la bolsa reutilizable encima en todo momento. Pero desde Japón nos sugieren un método que llevan usando desde hace miles de años, el Furoshiki. En 2006 el Ministerio de Medio Ambiente de Japón lanzó una campaña para recuperar esta antigua costumbre y reducir así los residuos de bolsas de plástico y parece que la campaña ha calado no solo en Japón sino en todo el mundo.

El Furoshiki consisten en envolver, bien sea para regalo o bien sea para transportar, toda clase de objetos con un pañuelo cuadrado. Sus usos son de lo más variados. Se utilizan como bolso, como envoltura de regalo, para envolver y transportar cajas, ropa, botellas,… incluso para envolver la fiambrera y usar luego el pañuelo como mantel. Es especialmente práctico para transportar artículos difíciles de coger en grupo, como las botellas de vidrio, además del hecho de que la tela protege mejor de los golpes que el plástico.

Las formas de envolver con furoshiki no solo son bonitas sino también prácticas. Las personas más experimentadas en esta técnica llegan a crear auténticas obras de arte como elaborados bolsos o llamativos adornos. Puedes salir a comprar con un pañuelo en el cuello y volver con una bolsa de la compra en la mano si se sabe como hacer los nudos apropiados.

Con un poco de creatividad le podemos sacar muchos usos a estos pañuelos cuadrados. En mi caso, por ejemplo, he comenzado a usarlos para separar la ropa en la maleta envolviendo la ropa por grupos: camisetas, pantalones, ropa interior, etc. Al llegar a destino es mucho más fácil sacar toda la ropa y, durante el trayecto, te aseguras de que no se mueva o que no se mezcle todo cuando metes la mano en la maleta para sacar o meter algo de ella.

Envolviendo regalos con FuroshikiEn Japón la tradición es también envolver los regalos en un pañuelo en lugar del papel de regalo de usar y tirar que empleamos en occidente. La ventaja de presentar tus regalos envueltos en un pañuelo furoshiki es que el pañuelo es otro regalo más para el destinatario. Eso sí, si en las próximas fiestas decides envolver tus regalos en un pañuelo furoshiki quizá convenga adjuntarles unas instrucciones para que puedan sacarle todo el partido 😉

En definitiva, llevar encima un pañuelo y conocer las técnicas del furoshiki nos puede salvar de más de un apuro. Es un método barato, simple y ecológico, además de una excelente forma de iniciar una conversación cuando alguien te pregunte por tu particular bolso.

¿Os animáis a probarlo? Si es así contadnos vuestras experiencias en los comentarios o en nuestra página de Facebook.

Varias técnicas de Furoshiki

Varias técnicas de Furoshiki

 

One thought on “Furoshiki, el arte japonés de envolver y transportar cosas con pañuelos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *