Cruz RojaSi hay un objeto que actualmente todos llevamos siempre encima es el teléfono móvil. Puedes salir de casa sin dinero, sin documentación, sin paraguas, sin abrigo, pero casi nadie sale de casa sin llevar encima su teléfono. Es una obviedad decir que en caso de accidente o emergencia tu teléfono puede servir para alertar y pedir ayuda. Pero incluso si estuvieses inconsciente o sufrieses aturdimiento, tu teléfono puede ser usado por los equipos de socorro para contactar con tus personas cercanas para informarles de tu situación y para que puedan acudir y estar contigo.

Los equipos de emergencia, ante casos como accidentes de tráfico o desmayos en la vía pública, suelen mirar el teléfono de la víctima para tratar de localizar a los familiares. Una forma de localizarlos es mirar las últimas llamadas realizada o buscar en la agenda entradas como “mamá”, “papá”, “cariño” o algún otro apelativo similar.

Pero en 2008 Cruz Roja Española lanzó una campaña con una fabulosa idea: añadir “Aa” delante del nombre de las personas a las que querrías que se avisase en caso de emergencia. “Aa” puede interpretarse como las siglas de “Avisar a”, y seguido del nombre de la persona en cuestión da a los servicios de emergencia una valiosísima información sobre con quien tienen que contactar si algo te pasase. Además, al añadir “Aa” delante del nombre esta entrada se sitúa la primera en el listado de la agenda de tu teléfono.

Contactar con tus familiares o personas allegadas puede ser crucial para que los médicos puedan tomar determinadas decisiones, por ejemplo si sufres alergias médicas o tienes alguna característica de salud relevante para los tratamientos que puedes o no puedes recibir.

Aún así no está de más en aplicar otra medida, la de llevar una tarjetita en tu cartera con información de salud relevante. El actual DNI ya no recoge datos como el grupo sanguíneo, y esta información puede ahorrar mucho tiempo a los servicios de emergencia. Por eso te recomendamos que, en tu cartera o bolso, lleves una tarjetita con la información de salud que pueda ser relevante como tu grupo sanguíneo, alergias, dolencias que tengas, etc. Y, por qué no, puede poner también ahí los datos de contacto de tus personas allegadas.

En el caso de personas mayores es más relevante aún que lleven encima esta información, especialmente si sufren algún tipo de problema de orientación o de memoria.

Unas sencillas ideas que nos evitarán problemas mayores y que no cuestan nada de aplicar. Difúndelas para que la gente de tu entorno las aplique también.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *