Tanto si te encargas tú de la limpieza como si has contratado a una empresa de limpieza doméstica para que lo haga, en esto, como en tantas otras cosas, más vale prevenir manteniendo la casa limpia. Así, cuando llegue el momento de la limpieza, ahorrarás tiempo o puedes aprovecharlo en la limpieza de otras zonas menos habituales y tener así una casa impecable.

Solo necesitas adoptar unos sencillos hábitos cotidianos:

  1. Acostúmbrate a quitarte los zapatos al entrar. Prevenir que entre la suciedad en casa es la mejor manera de mantenerla limpia. Si a esto añades un par de alfombrillas, una en el exterior de la puerta y una justo al entrar, casi todo el polvo y suciedad que traemos en los zapatos quedarán fuera de casa.
  2. Mantén los productos de limpieza cerca de donde se usan. En muchas casas se suele tener un lugar para guardar todos los productos y herramientas de limpieza. Si en lugar de eso los tienes a mano es más probable que limpies en el acto aquello que se ha ensuciado. En otro post ya hblamos sobre los materiales de limpieza y cómo dividirlos por zonas. Si además los productos y materiales de cada zona están distribuidos por la casa cerca de donde deben ser usados nos será más fácil hacer esas limpiezas puntuales de forma rápida.
  3. Aspirador escobaTen a mano una aspiradora de tipo escoba, como la de la foto. Y úsala de vez en cuando a lo largo del día para recoger polvo, pelos, o pasarla por encima de la alfombra. En 30 segundos habrás limpiado una zona y evitas distribuir la suciedad por el resto de la casa. Este tipo de aspiradoras es además fundamental si tienes perros o gatos en casa. A diferencia de las aspiradoras normales están son muy fáciles y rápidas de usar, sin tener que sacarla de donde este almacenada, desenrrollar cables, montar la lanza, desenrollar el tubo, etc. Muchas de estas aspiradoras tipo escoba tienen la particularidad de poder separar el núcleo aspirador para convertirse en un aspirador de mano con el que recoger rápidamente migas o algo que se te haya caído o desparramado.
  4. Usa toallitas húmedas para limpiar el baño diariamente. No es necesario que compres unas toallitas caras, puedes comprar unas toallitas baratas y te harán la misma función, la de eliminar los restos de agua, jabón, pasta de dientes, etc.
  5. Elimina el agua de la mampara de la ducha al terminar. Si dejas un haragán (que es como se llama esa goma de limpiar cristales) en la ducha, al terminar es tan fácil como dar tres pasadas para eliminar el agua de la mampara y evitar así las manchas de agua sobre el cristal. Si vives en una zona donde el agua tiene mucha cal estarás ahorrando tiempo en la limpieza posterior y tener que usar más producto antical, cuyos vapores son bastante perjudiciales para la salud.
  6. Vacía la nevera antes de meter la compra. Llegas con las bolsas del super y empiezas a distribuir: esto a la despensa, esto al congelador, esto a la nevera,… ¡Alto! Antes de meter nada en la nevera revisa todo lo que está caducado o simplemente ya nadie se va a comer y tíralo. Así no amontonas más y más comida y no te llevarás una desagradable sorpresa con algún producto caducado.
  7. No quemes los derrames encima de la vitrocerámica. Muchas veces al hervir o cocer algo se nos sale un poco de agua o caldo sobre la vitro. Si esto ocurre cambia la olla al fuego de al lado y apaga el que estás usando para que lo que ha salpicado no se queme encima del cristal de la vitrocerámica. Esos derrames cuestan luego mucho de limpiar.

One thought on “7 hábitos para mantener tu casa más limpia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *