La sabiduría popular está llena de valiosa información sobre técnicas y trucos de limpieza basados en la experiencia acumulada durante siglos, pero también es fuente de mitos, errores y leyendas urbanas. Hoy vamos a desmitificar algunos de esos supuestos consejos de limpieza:

“La lejía es lo que más limpia”. Falso. La lejía no limpia, desinfecta. Debemos utilizar la lejía para eliminar posibles germenes, pero la limpieza debe hacerse frotando con agua y jabón o detergentes específicos. Además la lejía emite vapores tóxicos, por lo que usarla en exceso no nos beneficia y podría ser perjudicial para la salud.

“Si echo más jabón quedará más limpio”. Falso. El jabón desprende la suciedad, pero para completar el ciclo de limpieza debemos eliminar ese jabón y esa suciedad. En los casos en que utilizamos máquinas (lavadora, lavaplatos) la cantidad de agua que se usa para enjuagar es fija, por lo que is echamos más jabón no se eliminará todo y quedarán jabón y suciedad adheridos. Del mismo modo, si echamos demasiado jabón en el cubo de fregar el suelo puede quedar mate por los restos de jabón.

“Es recomendable echar un chorrito de amoniaco en el cubo de fregar”. Falso… en parte. Al igual que la lejía el amoniaco tiene una función muy concreta, es un desengrasante. A menos que estés limpiando el suelo de una cocina muy sucia de grasa no hay ninguna necesidad de echar amoniaco en el cubro de fregar. A largo plazo el amoniaco podría acabar estropeando el suelo.

“Lo mejor para limpiar los cristales es el papel de periódico”. Falso. Es una opción, pero desde luego no es la mejor. De hecho solo sería recomendable usarlo en caso de necesidad por no disponer de una bayeta ecológica o de rollo de papel estándar. El periódico puede fácilmente soltar la tinta con la que está impreso, especialmente hoy en día con esos anuncios con  grandes fotografías. Incluso podría llegar a rayar el vidrio.

“Si pasas el aspirador a la alfombra se estropea”. Falso, a medias. En general no hay mejor manera de mantener limpia una alfombra que pasando el aspirador periódicamente. Ahora bien, es cierto que se han dado casos donde se unió una aspiradora industrial de gran potencia con una alfombra de pésima calidad y el resultado fue desastroso. Pero en el 99% de los casos no hay ningún problema por aspirar la alfombra.

“Un aspirador de más vatios es más efectivo”. Falso. Lo importante es el flujo de aire que el aspirador absorbe y no la potencia (en vatios) de la máquina que lo mueve. Un mal diseño del aspirador también puede reducir su efectividad. Y si el aspirador no tiene un buen sistema de filtrado y de proceso del aire no importa cuanto aspire porque estará devolviendo al aire parte de la suciedad.

“Un servicio de limpieza profesional es muy caro”. Falso. Las empresas especializadas en limpieza doméstica profesional pueden ser de gran ayuda si sabemos utilizar correctamente sus servicios. Contratar un servicio para hacer una limpieza en profundidad periódica ayuda muchísimo a mantener la casa más limpia. Y aunque los precios por hora pueden ser un poco más altos que el de una asistenta contratada en el mercado negro, el rendimiento del personal suele ser muy alto por su experiencia y porque van a tiro hecho, por lo que en 3 horas es muy probable que hagan el trabajo que otros harían en 5.

One thought on “7 falsos mitos sobre la limpieza doméstica que debes conocer

  1. La lejía mata las células, es fatal para la salud. En España hay muchísima aficcion al uso de la lejía. En países como Alemania ya no se suele usar por los daños que puede causarle a la salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *